Entrevista a David Ramos | Entrenador del Viña Albali Valdepeñas

Entrevista a David Ramos | Entrenador del Viña Albali Valdepeñas

David Ramos: “No vamos a fichar por fichar”

 

David Ramos no puede vivir sin fútbol sala. En pleno parón de la competición y con la ilusión de preparar una nueva temporada, el técnico madrileño sigue con su rutina de trabajo y viendo fútbol sala. Y es que aparte de amistosos, Ramos sigue estudiando vídeos para la base de datos de jugadores.

Con la plantilla prácticamente hecha, a falta de alguna pieza y algún movimiento, el técnico del Viña Albali se aferra a la paciencia en busca de esa guinda para completar su plantilla. “No vamos a fichar por fichar”, asevera el madrileño.

Mientras tanto, “sigo a piñón viendo fútbol sala y sin parar. Ayer vi el Argentina- Paraguay, por ejemplo, y ya de paso vi a ‘la pulga’ Geraghty. Por nuestra situación, estamos buscando algo diferente en el mercado. Será difícil y hay que estar atentos al mercado, pero no nos vamos a volver locos”.

Por su parte, los jugadores aguardan el comienzo de la pretemporada con un entrenamiento particular. “Los jugadores ya tienen su planning de pre pretemporada. Empezaremos el día 8 de agosto y tenemos que intentar llegar en las mejores condiciones”, señalaba.

Asume la situación

Con la plantilla prácticamente hecha entre renovaciones y fichajes, algunos de los ecos de este mercado fue el fichaje frustrado del ruso Nizayov o la carta formal que hizo el Viña Albali Valdepeñas en la negociación de un jugador iraní. En este sentido, David Ramos no se escondía a la hora de aclarar ambas situaciones.

“Con el tema de Niyazov empezamos a hablar en enero y él nos manifestó sus ganas de venir a la liga española. Preguntamos por su situación. Nosotros siempre estamos atentos a la oportunidad y el jugador quería venir a España. La primera idea era que viniera en el mismo mes de enero, pero por su situación y responsabilidad como capitán del KPRF lo pospusimos para junio. Con el conflicto de Rusia y Ucrania, el escenario cambió y vinieron problemas sobrevenidos externos a nosotros para que los jugadores rusos salieran a occidente. Por lo tanto, se frustró el fichaje, lo zanjamos y seguimos moviendo ficha”, argumentaba David Ramos.

Una vez frustrado el fichaje de Nizayov, Ramos siguió peinando el mercado en busca de un perfil distinto que diera un plus de calidad al equipo. “Nos hemos metido en un nivel de exigencia alto y buscábamos algo diferente. Nos teníamos que estrujar al máximo para ver opciones teniendo en cuenta nuestra economía y con los pies en el suelo. Al jugador iraní lo llevo viendo dos o tres años. Es un buen jugador y nadie tiene duda. Como club, quisimos hacer las cosas bien tal y como nos indicaron, pero no esperábamos que se difundiera públicamente un documento que consideramos privado. Sea como fuere, no deja de ser una parte más dentro de la negociación de un jugador. Mientras tanto, estamos a la espera, sin volvernos locos, sin prisa pero sin pausa. Mi deseo es el de fichar un pívot, pero fichar por fichar no vamos a fichar. Queremos algo diferente y un plus de calidad, pero no nos vamos a volver locos”, explicaba con detalle el técnico madrileño.

Cambiando de tercio, y hablando de su nominación por tercer año consecutivo como mejor entrenador de la LNFS, David Ramos comentaba que “es un orgullo y estoy agradecido a la nominación. Para mí, creo que hace dos años logramos algo impensable para muchos como fue la final de Copa de España y la final de liga. Lo que parecía que iba a ser flor de un día, fuimos capaces de dar continuidad. Este año nos quedamos con la espinita de haber ganado un título cuando lo tuvimos cerca. Lo que estamos haciendo es una verdadera pasada. Para un club como el nuestro es un lujo y debemos entender qué es lo que toca para volver a estar ahí. No hay que pensar que lo que hayamos hecho nos va a servir para este año, sino que hay que seguir trabajando para ir a más”.

De cara a la nueva temporada, el técnico del Viña Albali avisaba que “este año va a ser una locura, cada partido va a ser complejo que ganar y muy bonito para el espectador. Espero una liga muy competitiva, del alto nivel y potencial. Si queremos mantener el nivel de estos años, vamos a tener que seguir siendo un equipo humilde, para nada contemplativos y muy persistentes en nuestro trabajo”.

Por último, “hay que aprovechar cada momento. Ahora tocan vacaciones y disfrutar del momento. Entre unas cosas y otras, no termino de desconectar. Ya vendrá lo bonito y lo importante, pero es cierto que hay mono de fútbol sala”.

Fuente: Departamento de Prensa Viña Albali Valdepeñas